Aquí están cada una de las características a considerar cuando compre su futura limpiadora de vapor. No es sólo cuestión de buscar lo más barato. ✓ Potencia Ya hay números que hay que mirar, es decir, potencia en vatios, presión de vapor en bares y el flujo de vapor en g/min. Luego comparas el tiempo de calentamiento y para eso el horno. Cuanto más rápido es el tiempo de precalentamiento, más potente es el aparato, al menos en teoría. Un vaso de presión siempre necesita más tiempo de precalentamiento (5 a 15 minutos) que un vaso de autonomía ilimitada, que se calienta en 2-3 minutos. La diferencia también está en el hecho de que el primero debe haberse enfriado para ser rellenado. Pero ofrece más potencia en términos de vapor.✓ ManipulaciónEl otro punto de comparación es la ergonomía general, la maniobrabilidad del limpiador: mira su tamaño, peso, la presencia de ruedas o la calidad del mango. ¿Hay espacio para los artículos incluidos o un soporte de pared? El cable de alimentación también permite comprobar el alcance de la unidad. Los ajustes son importantes. Por último, considere también la capacidad del tanque para ver con qué frecuencia tendrá que rellenarlo.