El fregadero de acero inoxidable sigue atrayendo por varias razones, principalmente por su resistencia. Este material soporta temperaturas extremas a la corrosión y el impacto. Además, si la placa de porcelana se le escapa de las manos, el acero inoxidable limita el riesgo de rotura en comparación con otros materiales como la cerámica. ¿Pero qué hay del mantenimiento del fregadero de acero inoxidable? Con los consejos adecuados, puedes mantener tu fregadero de acero inoxidable con buen aspecto durante años. Una simple limpieza no es suficiente para eliminar la cal. Regularmente, pero no diariamente, simplemente frota tu fregadero con una piedra de arcilla.