Para garantizar una protección adecuada de los pies, es importante contar con un programa de protección integral que aborde la selección, el ajuste y el mantenimiento del calzado, así como la capacitación de los trabajadores y las inspecciones apropiadas. El calzado de protección se utiliza para proteger los pies de lesiones metatarsales (en la parte superior del pie, entre los dedos y el tobillo) cuando el trabajador está expuesto a este tipo de lesiones. Se puede encontrar información más detallada sobre el cuidado de los pies y la selección del calzado de protección adecuado en el documento de Respuestas de Salud Ocupacional titulado Confort y Seguridad Ocupacional de los Pies en el Lugar de Trabajo. alta tasa de lesiones El calzado de protección debe ser elegido de acuerdo a los riesgos presentes en el lugar de trabajo. Consulte la norma Z195-14 de CSA, Calzado de protección, y seleccione el calzado que cumpla con los requisitos del Grupo CSA. Asegurarse de que el calzado ofrece protección contra los peligros conocidos y que las suelas de los zapatos son apropiadas para las condiciones de trabajo.